¡Bienvenidos a nuestra nueva web! Envíos gratis por compras mayores a S/. 80.00

Aprendiendo a elogiar para su desarrollo emocional

Hola, papitos y mamitas, al Mimiblog el día de hoy. Esta oportunidad nos toca contarles de algo importante para el sólido desarrollo emocional de tus hijos: Los Elogios y El Aliento como refuerzo positivo.

Al ser valorados y estimados, el niño se siente aceptado y seguro; hacerles creer que ganan siempre o decirles que son mejores que otros, tergiversa el objetivo, sin permitirles crecer con bases firmes, impidiendoles reconocer sus debilidades y fortalezas. De cómo les decimos las cosas influye en las percepción de sí mismos.

Valoremos su esfuerzo, transmitiéndoles emociones positivas, y siendo claros al nombrar lo que hicieron al momento de alentarlos: En sus primeros pasos digámosles con alegría “¡caminaste!”. Los logros a reconocer son los que suponen esfuerzo, no felicitaremos por comer solo a un niño de cuatro años, pero sí a uno de un año.

Al elogiarlos, los niños sentirán que pueden lograr lo que deseen, afrontando mejor los retos. Al elogiar especifiquemos lo que el niño hizo, junto con sus efectos positivos, de esta forma el niño se sentirá orgulloso de su esfuerzo y tomará conciencia, volviéndose responsable por sus acciones. Los elogios indican los comportamientos que son aceptables.

Prestemos mucha atención a lo que decimos y cómo lo decimos cuando damos un elogio. Solo hay que alentar el buen comportamiento. Escuchemos a nuestros hijos y trabajemos en equipo, hacer al niño parte de su educación, que exprese sus opiniones y sentimientos. Como padres podemos proponerle tareas y responsabilidades que le permitan desarrollar sus habilidades y competencias, ayudando así a reforzar su esfuerzo.

El elogio le indica a los niños lo que esperamos de ellos, necesitan saber que lo aprueban y que valoramos sus acciones. Debemos prestar atención a los comportamientos deseables. Si cuando los niños se lavan los dientes pasan desapercibidos, cuando no lo hacen los resondramos para que aprenda que los tomamos en cuenta al no hacer las cosas. Al observarlos entramos en cuenta de todo lo que hacen bien los niños.

Los obsequios afectivos son valiosos, desde ellos el niño dará real valor a las cosas. Nuestra aprobación como padres es fundamental, implica ser importante y querido, por eso los reconocimientos afectivos son vitales.

La descalificación es todo lo contrario al elogio, y es sumamente importante evitarla, ya que esta le resta valor a los niños, los hace sentir incapaces, los despoja de su fuerza de voluntad, minimiza sus habilidades.

Lo esencial es que nuestros hijos tengan nuestra atención, si hacen bien las cosas o no, nuestra atención y afecto serán los mismos; celebremos sus esfuerzos. Los niños necesitan saber que reconocemos lo que hacen, que los cuidamos y los valoramos.

Fuente: Mis Primeros Tres – Elogios y Expresiones positivas

Elogios y Expresiones Positivas

Comments (4)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar

Ingresar

Cerrar

Carrito (0)

Cart is empty No hay productos en tu carrito

Mimi

Por que nadie mima mejor que MIMI a tu bebe



Te informamos que usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Conoce más, leyendo nuestras Políticas de Cookies. ¿Que cookies desea que utilicemos?