¡Bienvenidos a nuestra nueva web! Envíos gratis por compras mayores a S/. 80.00

¿Qué esconden las rabietas?

Hola, mamitas; hola, papitos. Bienvenidos nuevamente al MIMIBLOG. Hoy nos toca hablarles sobre las explosivas rabietas.

La rabieta, es una forma inmadura de expresar frustración o enojo, un conjunto de manifestaciones (gritos, llanto, pataleo, entre otros) emocionales y físicas que el niño experimenta con intensidad.

Aunque desgastante para nosotros los adultos, esta es una etapa importante del desarrollo de los niños, donde deben aprender a identificar y expresar sus emociones. Los niños y niñas, aún no saben regular sus emociones, ni manejar sus frustraciones y su lenguaje, sus habilidades de expresión son limitadas y una rabieta es la única forma de expresarse.

Los papitos y mamitas son las personas más importantes para los niños y niñas, es por eso, que se sienten confiados de expresar cualquier malestar con nosotros. Poniéndonos en su lugar, comprenderlos y ayudarlos a entender lo que pasa, facilitamos su aprendizaje en otras maneras para expresarse.

Con el tiempo podrán manejar mejor sus frustraciones, aprenderán que hay un tiempo para obtener lo que desean y posteriormente autogestionarse. Mientras desarrollan su lenguaje, los niños encuentran otras formas de expresarse, regular sus emociones y reacciones, este logro es importante para su desarrollo.

Las frustraciones de los niños se presentan debido a:

  • Para la mayoría de las cosas dependen de un adulto y ellos solo quieren hacer las cosas solos.
  • No se les permite hacer algo.
  • Tienen sueño o hambre, y no podemos satisfacerlos inmediatamente.
  • Están enfermos y sienten molestias.
  • Necesita liberar tensiones.

Mientras crecemos, aprendemos a canalizar las emociones, entendemos mejor por qué a veces las cosas no son como esperamos. Los hijos de padres excesivamente estrictos tienden a tener más rabietas en comparación de los hijos de padres que los acompañan en su proceso.

Los niños hacen rabietas para obtener lo que desean, podemos acompañarlos mientras expresan su frustración, pero jamás ceder para que así aprenda que una rabieta no es el medio para obtener algo.

Evitemos cualquier situación que los niños no puedan manejar, hasta que pueda enfrentarla; las compras, por ejemplo, ya que no puede tocar ni tener lo que ve. Otro método para evitar sus rabietas, es anticiparles lo que va a suceder, por ejemplo: comunicarles que faltan 5 minutos para que terminen de jugar y no pedirles que se detengan inmediatamente.

Comprendamos que en una rabieta manifiesta lo que siente y no dejará de sentirlo porque lo reprimamos, es más, podría hasta sentir culpa de lo que pasa, cuando ni siquiera lo entiende. Los niños necesitan ser escuchados, lo mejor que podemos hacer es decirles que los entendemos cómo se sienten, sentarnos a su altura y acompañarlos, aceptando su malestar. Con estos episodios, los niños nos confían sus emociones, es también, una buena oportunidad para que comprendan que no todo será de nuestro agrado y que no tendremos lo que queremos.

Fuente: Mis Primeros Tres – Las Rabietas

https://misprimerostres.org/categoria/acompanamiento-1-a-2-5-anos/las-rabietas/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar

Ingresar

Cerrar

Carrito (0)

Cart is empty No hay productos en tu carrito

Mimi

Por que nadie mima mejor que MIMI a tu bebe



Te informamos que usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Conoce más, leyendo nuestras Políticas de Cookies. ¿Que cookies desea que utilicemos?