¡Bienvenidos a nuestra nueva web! Envíos gratis por compras mayores a S/. 80.00
aliviar el malestar de los dientes a los bebés

Consejos de la abuela para cuando les salen los dientes a los bebés

El babeo, el mal humor y las lágrimas pueden hacer que la dentición, es decir, cuando les salen los dientes a los bebés sea un calvario para los padres, los cuidadores y los mismos pequeños, pero ¿qué esperar durante este proceso?

Aunque el momento de la dentición varía mucho, por lo general ocurre cuando los bebés tienen alrededor de los 6 meses. Los dos dientes frontales inferiores (incisivos centrales inferiores) suelen ser los primeros en aparecer, seguidos de los dos dientes frontales superiores (incisivos centrales superiores).

¿Cómo identificar cuando les salen los dientes a los bebés?

Los signos y síntomas clásicos cuando les salen los dientes a los bebés son:

  • Babeo
  • Masticar objetos sólidos
  • Irritabilidad o mal humor
  • Encías doloridas o sensibles

Muchos padres sospechan que la dentición provoca fiebre y diarrea, pero los investigadores afirman que esto no es cierto. La dentición puede provocar signos y síntomas en la boca y las encías, pero no en otras partes del cuerpo.

9 consejos de la abuela para cuando les salen los dientes a los bebés

La dentición suele tratarse en casa sin mayores inconvenientes, así que a continuación se presentan algunos consejos para aliviar el dolor de los bebés cuando les están saliendo los dientes:

1. Dale a tu bebé fruta fría para aliviar el malestar de las encías

Ayuda a calmar esas encías doloridas con un sabroso tentempié de plátanos triturados refrigerados. Para evitar que se atragante, coloca la fruta en un alimentador de malla y dáselo a tu bebé para que lo lama o lo chupe. Con este tipo de alimentador, también puedes experimentar con otros tipos de frutas cocidas y congeladas, como manzanas, fresas, mangos o peras.

2. Enfría una cuchara de metal

El metal frío puede ser un excelente calmante para las encías doloridas, así que coge una cucharilla normal del cajón de la cocina y métela en el refrigerador. Cuando la cuchara esté fría, frota suavemente el dorso de la cuchara contra las encías de tu bebé.

3. Masajea las encías de tu bebé

Puedes ayudar a aliviar las encías de tu bebé masajeandolas cuidadosamente. Después de lavarte las manos, siéntate con tu bebé y masajea suavemente las encías con movimientos circulares.

4. Dale a tu bebé un juguete para morder refrigerado

Consigue un juguete para morder sólido. Asegúrate de que sea fácil de sujetar para tu pequeño. Lávalo bien y colócalo en el refrigerador. Deja que se enfríe antes de dárselo a tu bebé.

cuando les salen los dientes a los bebés

5. Prueba con alimentos sólidos y fríos

Si tu bebé come alimentos sólidos, puedes ofrecerle algo comestible para que lo roa, como un pepino o una zanahoria pelados y fríos. Sin embargo, no pierdas de vista a tu bebé. Cualquier trozo que se rompa puede suponer un peligro de asfixia.

6. Limpia la baba para evitar la irritación

Uno de los principales signos de la llegada de los dientes es el babeo. Ayuda a proteger la ropa de tu bebé con baberos suaves, que también puedes utilizar para limpiarle la barbilla. Limpia la baba de la cara de tu bebé para asegurarte de mantenerla limpia y seca. Límpiale suavemente con la frecuencia suficiente para evitar cualquier tipo de sarpullido o irritación, pero no tan a menudo como para crear una irritación adicional.

7. Utiliza un paño frío para aliviar las encías doloridas de tu hijo

Coge un paño limpio y sumérgelo en agua, escúrrelo hasta que esté apenas húmedo y mételo en la refrigeradora. Una vez frío, dóblalo y dáselo a tu bebé para que lo chupe o lo muerda y le ayude a aliviar las encías. No debes dejar a tu hijo sin vigilancia mientras tiene la toalla en la boca, ya que puede suponer un riesgo.

8. Abraza mucho a tu bebé

Asegúrate de que tu bebé reciba muchos abrazos. A veces, el mayor consuelo para un bebé al que le están saliendo los dientes puede ser el tiempo de abrazos con mamá. Elige una silla cómoda y mece a tu bebé con suavidad. De este modo, tendrás tiempo para abrazarlo y reconfortarlo, al tiempo que le proporcionas el descanso que tanto necesita.

9. Pregunta al pediatra de tu hijo sobre alguna medicación

Si te preocupa que las molestias de la dentición de tu bebé no se puedan calmar con ninguno de los métodos anteriores, consulta al médico o pediatra para que te aconseje sobre el uso de medicamentos para ayudar con los síntomas.

  • Nota importante: De acuerdo con la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) se deben evitar los fármacos para la dentición que contengan el analgésico benzocaína. Los productos con benzocaína se han asociado a la metahemoglobinemia, una enfermedad rara pero grave que reduce la cantidad de oxígeno en la sangre. La FDA también ha recomendado a los padres que no utilicen geles o comprimidos homeopáticos para la dentición, ya que estos podrían suponer un riesgo para la salud de los bebés.

¿Cómo debes cuidar los dientes de tu bebé?

Pasa un paño suave y limpio por las encías de tu bebé dos veces al día: después de la comida en la mañana y antes de acostarse. La limpieza evita que los restos de comida y las bacterias se acumulen en la boca de tu hijo.

Cuando aparezcan los primeros dientes de tu bebé, utiliza un cepillo de dientes pequeño y de cerdas suaves para limpiar sus dientes dos veces al día. Hasta que tu hijo aprenda a escupir, aproximadamente a los 3 años, utiliza un poco de pasta de dientes con flúor del tamaño de un grano de arroz. A continuación, cambia a una porción del tamaño de un guisante cuando tu hijo se acerque a los 2 ó 3 años de edad.

También debes pensar en las revisiones dentales periódicas. Se recomienda programar la primera visita al dentista de un niño en su primer cumpleaños o cerca de él.

Recuerda que el cuidado dental regular en la infancia ayuda a sentar las bases para una buena salud bucal con dientes y encías sanos.

Finalmente, aunque el malestar de la dentición suele tratarse en casa con facilidad, debes consultar al médico si tu bebé tiene fiebre, parece especialmente incómodo o presenta otros signos o síntomas de enfermedad porque el problema puede ser algo distinto a la llegada de los dientes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar

Ingresar

Cerrar

Carrito (0)

Cart is empty No hay productos en tu carrito

Mimi

Por que nadie mima mejor que MIMI a tu bebe



Te informamos que usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Conoce más, leyendo nuestras Políticas de Cookies. ¿Que cookies desea que utilicemos?