¡Bienvenidos a nuestra nueva web! Envíos gratis por compras mayores a S/. 80.00
Edúcate para ser ser de ayuda en el parto

Ayuda en el parto: el rol del papá

Ser papá por primera vez es todo un reto. Si bien cada embarazo es diferente, el primero suele causar mucha inseguridad. ¿Cómo puedo brindar mi ayuda en el parto?, ¿qué necesita mi pareja?, ¿qué debo hacer por ella?, son preguntas que rondan la cabeza del futuro padre.

Tener inquietudes con respecto al nacimiento de un nuevo bebé es completamente normal. La ansiedad suele alcanzar su pico más alto durante el trabajo de parto porque puede resultar un escenario confuso, abrumador. Los papás comprometidos pueden, incluso, olvidarse de lo aprendido durante la etapa de gestación.

El alumbramiento: ¿cómo ayudar en el parto?

Un parto exitoso, generalmente, se debe a un embarazo controlado, donde se tomaron todos los consejos médicos y la pareja se preparó, con alimentación balanceada, ejercicios y clases, para dar a luz.

Es fundamental durante esta etapa que los papás se involucren con todo lo que necesita su pareja: desde la asistencia juntos al control prenatal hasta la preparación del espacio del bebé o la alimentación saludable que necesita la mamá. Acondicionar la habitación como equipo, armar los objetos necesarios (cuna, coche, cómoda, etc.) y definir el nombre reforzará el vínculo emocional de la pareja y su relación con el nuevo miembro de la familia.

Un papá comprometido tendrá más seguridad durante el alumbramiento, podrá ser soporte emocional y contribuirá a que el proceso sea grato e inolvidable. Entre las acciones a realizar para que la ayuda en el parto sea eficiente, se encuentran:

Educarse sobre las fases del proceso de parto

La educación es la clave para un embarazo sano y feliz. El padre debe conocer todas las fases del alumbramiento: la dilatación, las contracciones, la fase expulsiva y la importancia del primer contacto.

Cada mujer es diferente, así como cada embarazo, por ello no existe una receta específica que se pueda seguir durante este momento tan importante. La dilatación puede tomar horas, las contracciones deben tener una duración aproximada para determinar la proximidad del bebé y el parto puede ser rápido o demorar largo tiempo.

Estos son hechos que no se pueden conocer de antemano pero que, al tener noción de ellos, pueden manejarse de una mejor manera. Estar con la pareja, apoyarla, permitirá que el parto no sea un evento traumático.

Aprender técnicas de respiración y relajación

Otra forma de ayuda en el parto que resulta imprescindible es guiar la respiración. Respirar adecuadamente beneficiará tanto a la madre como al bebé. Por esto, los papás también deben aprender a respirar y llevar durante el proceso la respiración de la gestante.

Practicar la respiración en casa, ejercitar la atención plena para estar realmente presente durante el nacimiento, hará que para ambos la tensión del momento sea menos apremiante. Recuerda que las técnicas de respiración mantienen lejos el dolor y disminuyen la frecuencia cardíaca de la madre, disminuyendo el riesgo de preeclampsia.

Masajes, caminatas o bailes

Durante las contracciones las madres suelen necesitar movimiento. Por esto se recomiendan bailes o caminatas que permitan controlar las molestias y que el bebé descienda por el canal del parto. También se sugieren masajes sencillos en la columna o cuello para liberar tensiones.

Entre la mochila para el día del alumbramiento puedes colocar un dispositivo portátil con la música favorita de ambos, una melodía que puedan bailar o que sirva como fondo para darle un masaje tranquilizador.

Nuevamente, cada madre es distinta, puede que durante un embarazo necesite caminar, pero en el otro solo requiera masajes para encontrar la posición adecuada y dar a luz.

Comprender el tipo de comunicación que requiere la madre

En el parto mucho de lo que se practicó o esperó puede dejarse de lado. Si bien se puede planificar, la situación se transforma, por lo que es necesario estar preparado para las exigencias verbales y no verbales de la madre.

El papá debe brindar calma, tranquilidad y comprender cuando la mamá necesita silencio. En muchas oportunidades creerá que hablándole puede tranquilizarla cuando ella, quizás, necesite no escuchar a nadie. Estar atento a sus movimientos, a su lenguaje corporal y a la forma en la que se comunica le dará a la mamá la serenidad que necesita.

Ayuda en el parto: lo que no debes hacer

Un alumbramiento positivo e inolvidable es consecuencia de una buena preparación y, también, de saber asumir los imprevistos con buena actitud. Por esto, para ser un padre participativo y la mejor compañía durante el parto hay algunas acciones que es mejor no realizar.

Estar en el celular, computadora o en cualquier otro dispositivo móvil

Si realmente quieres ayudar en el parto, debes estar allí al 100 %. Deja a un lado el celular o cualquier otro dispositivo tecnológico y enfócate en tu pareja. Esa atención exclusiva le brindará seguridad y bienestar.

Restarle autoridad o sembrar dudas

Durante el parto las mamás requieren ser escuchadas, encontrar en sus compañeros aliento y solidaridad. Decirle que no puede, que quizás sea mejor otra posición o cuestionar cualquier decisión conlleva a desánimo y malestar.

Mirar continuamente el reloj

Si bien las contracciones deben ser medidas en intervalos, ver el reloj de forma constante hará que la madre se impaciente y que su ansiedad, por el tiempo transcurrido, no le permita concentrarse.

En el parto hay que mantener la calma, estar atento a las indicaciones médicas y transmitir sensaciones positivas a través de las palabras y los gestos.

Ser de ayuda en el parto es el sueño de cualquier papá, poder sostener la mano de la madre, tomar al bebé apenas tenga minutos en el mundo y conocerlo resulta una tarea feliz y agotadora. Por ello, prepararse, educarse y preguntar es necesario para llevar a término la primera etapa del increíble camino de la paternidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar

Ingresar

Cerrar

Carrito (0)

Cart is empty No hay productos en tu carrito

Mimi

Por que nadie mima mejor que MIMI a tu bebe



Te informamos que usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Conoce más, leyendo nuestras Políticas de Cookies. ¿Que cookies desea que utilicemos?