¡Bienvenidos a nuestra nueva web! Envíos gratis por compras mayores a S/. 80.00
cómo elegir unas buenas toallitas húmedas para bebé

Cómo elegir unas buenas toallitas húmedas para la higiene de tu bebé

Al igual que los pañales y las cremas hidratantes para la piel, las toallitas húmedas son de esos productos de higiene personal para el bebé que son imprescindibles, ya que son usados a diario y se acaban muy rápido. Pero elegir a veces puede ser difícil debido a la cantidad de marcas y opciones que hay en el mercado.

Para tomar esta decisión, se deben tomar en cuenta algunos aspectos referentes a la piel de los bebés y los componentes de los productos. Veamos:

La piel del bebé

Una de las cosas fundamentales a la hora de elegir las toallitas húmedas tiene que ver con la piel del bebé. Com es obvio, existen diferencias entre la piel de los adultos y la de los bebés.

Cuando el bebé está recién nacido su dermis es más fina y las fibras de colágeno son más pequeñas. También pasa que por su delgadez tiene poco control de la temperatura corporal.

Con respecto al pH de la piel, este puede variar de acuerdo con la edad del bebé y por su propio desarrollo. Alrededor del primer mes de nacido la piel comienza a volverse un poco más fuerte y resistente.

Pero, aunque a partir de ese momento la piel sea un poco más resistente, sigue estando en proceso de mejora. Por eso, cuando el bebé está recién nacido hay ciertos cuidados para la piel que se deben cumplir.

La piel del bebé

Uso de las toallitas húmedas para el cuidado de la piel

La mayoría de las personas suelen utilizar jabones para mantener limpia la piel, esto tiene que ver con que únicamente con el uso del agua no es suficiente para quitar toda la suciedad que se deposita en la piel. Además, contrario a lo que se podría pensar, usar solo agua genera sequedad en la piel.

En el caso de los bebés suele pasar algo similar, aunque limpiar a los bebés solo con agua si quita la mayoría de la suciedad, en muchos casos no es suficiente y la piel comienza a perder su suavidad con el paso del tiempo.

En este sentido, una de las recomendaciones iniciales es usar jabones y productos que no alteren el pH normal de la piel de los bebés. Es decir, que sean capaces de cumplir con su función limpiadora, pero que al mismo tiempo cuiden la salud de su piel.

Las toallitas húmedas ha sido desde hace bastante tiempo las preferidas para los cuidados de la piel, debido a que se ha logrado ser poco invasivas con los tejidos de la piel y cumplen con su función hidratante y limpiadora.

Entre los beneficios de su uso se encuentran el mantener la piel saludable, así como evitar las irritaciones por la orina o los residuos del pañal. También evitan la acumulación de malos olores en el pañal y en la piel del bebé.

Asimismo, las toallitas húmedas son productos que se pueden usar a cualquier edad, desde el momento del nacimiento, hasta edades más avanzadas en las que la piel pueda estar más sensible.

Finalmente, además de los beneficios para la piel de tu bebé, también puedes usarlas para limpiar tus manos después del cambio del pañal. Con el paso del tiempo podrás notar cómo tus manos se vuelven cada vez más suaves.

Uso de las toallitas húmedas para el cuidado de la piel

Toallitas húmedas de Mimi

Las toallas húmedas de Mimi no alteran el pH natural de la piel de tu bebé, lo que te dará la seguridad de su piel estará bien cuidada y protegida, además de lucir fresca y suave. También se ha comprobado que en el caso de que tu bebé tenga una piel más sensible que el resto, ya sea por razones ambientales o de salud, las toallas de Mimi pueden ayudar a controlar estos síntomas de sensibilidad.

Hay dos presentaciones: el paquete de 100 unidades con tapa, y el paquete de 184 unidades con ziplock. La practicidad en la presentación de las toallitas te será muy útil en caso de llevarlas en tu bolso o cartera, pañalera o para guardar en la casa.

Recuerda que las toallitas pueden ser utilizadas en las manos, los pies, las piernas, los brazos, cara, cuello y principalmente en el área del pañal, únicamente en las partes externas del cuerpo, es decir, no se deben aplicar sobre las mucosas.

Como recomendación final, se sugiere que, al desechar las toallitas húmedas, nunca se depositen en el inodoro o lugares que se puedan obstruir, ya que se ocasionarían problemas ambientales complejos. Se sugiere usar la menor cantidad de toallas posibles por uso, tratando de aprovechar la mayor cantidad de la toallita, y depositándolo en los botes de basura correspondientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar

Ingresar

Cerrar

Carrito (0)

Cart is empty No hay productos en tu carrito

Mimi

Por que nadie mima mejor que MIMI a tu bebe



Te informamos que usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Conoce más, leyendo nuestras Políticas de Cookies. ¿Que cookies desea que utilicemos?