¡Bienvenidos a nuestra nueva web! Envíos gratis por compras mayores a S/. 80.00
Un bebé arcoíris despierta emociones encontradas, conoce cómo manejarlas

Tener un bebé arcoíris: cómo manejar las emociones

En los últimos años el término bebé arcoíris o Rainbow baby se ha hecho cada vez más popular. Este hace referencia a los niños que nacen posterior a una pérdida, bien sea por aborto espontáneo, muerte fetal o muerte neonatal.

Estos bebés vienen a iluminar el cielo luego de la tormenta y representan, al nacer, un camino renovado de esperanzas, bienestar y alegrías. Sin embargo, con este embarazo también aparecen muchos temores y ansiedad.

¿Por qué bebé arcoíris?

Si bien los orígenes del término son difusos, se escoge el arcoíris por su rico significado como símbolo: para las civilizaciones antiguas implicaba el restablecimiento de un orden, la iluminación después de un momento oscuro.

Para la cultura china, por ejemplo, este fenómeno óptico significaba la unión entre el cielo y la tierra; mientras que, para los griegos, era el signo de la diosa Iris, quien portaba los mensajes divinos. Así, los bebés arcoíris son conductores de gozo y de una nueva etapa en la vida de sus padres.

Si bien algunas parejas que han perdido a sus bebés prefieren no llamarlos de esa manera, para otras es una forma de celebrar el rayo de luz que significa este nuevo nacimiento en el núcleo familiar.

Emociones durante un embarazo de un bebé arcoíris

Perder un hijo es un dolor inigualable, por lo que ante la noticia de otro bebé los padres podrán desarrollar muchas emociones encontradas, sentirán sus miedos de forma más profunda e incluso podrían actuar de maneras abruptas.

Todas estas emociones, luego de un evento traumático, son válidas y comprensibles. Por ello, la principal recomendación es buscar ayuda para procesar el embarazo y contribuir a llevarlo a un nacimiento radiante.

Entre algunas de las emociones por este nuevo bebé se encuentran:

Miedo y ansiedad

Es normal que luego de una pérdida las madres teman perder nuevamente a su bebé, que los pensamientos negativos se hagan presentes y que la ansiedad se vuelva cada vez más frecuente. En algunas ocasiones el mayor punto de ansiedad es cuando el bebé por nacer cumple el tiempo que tenía el bebé anterior antes de su muerte.

Una manera de sobrellevar estas emociones es asistiendo a chequeos médicos en tiempos más reducidos. También puede ayudar a manejar la ansiedad el llevar un diario para anotar los pensamientos y distanciarse un poco de ellos. Es importante que los padres hablen de sus emociones y las validen a través de las palabras.

Culpa y tristeza

Muchas mujeres pueden sentirse culpables por querer celebrar a su bebé arcoíris, al mismo tiempo que se sienten tristes por la pérdida que tuvieron. El cuestionamiento sobre lo que se hizo mal o no durante el embarazo anterior puede opacar la plenitud que trae esta nueva gestación.

Ante estas sensaciones, lo mejor es conversarlo con un experto, comprender que el duelo perinatal cuenta con sus etapas y que está bien sentirse de esa manera. Lo importante durante el embarazo es permitirse sentir las emociones, avanzar un día a la vez y cuidar de la nueva vida que vendrá al mundo.

Buscando la calma: ¿cómo manejar las emociones?

La mayor recomendación es buscar ayuda de un experto. Si bien puede que haya pasado algún tiempo después de la pérdida, es importante identificar el acercamiento que se tiene a este evento.

Por otro lado, los padres también pueden unirse a un grupo de apoyo, darle forma a través de imágenes a sus emociones y crear memorias del bebé que no pudo ser.

Entre las recomendaciones de los expertos para manejar el duelo se encuentran:

Usar el nombre del bebé

Es importante comprender que desde el momento en el que el embarazo resultó positivo se empezaron a crear lazos con el bebé. Por ello, hay que llamarlo por su nombre, reconocer ese vínculo y simbolizarlo de alguna forma: sembrando un árbol, creando un álbum de fotografías o relatando su historia.

Conversar con la pareja

Durante la etapa de duelo es importante hablar con el otro sobre lo ocurrido, comprender que la pérdida es de ambos y que cada uno lidia de una forma singular con el duelo. Lo importante es comunicar las emociones al otro y ponerse a su disposición. Al final, ambos perdieron una parte importante de ustedes mismos.

Unirse a asociaciones de padres

Muchos especialistas de la salud mental recomiendan compartir experiencias con padres que hayan vivido la misma situación. Al ver testimonios de otras personas se puede hacer más fácil legitimar el dolor y avanzar hacia la sanación.

La llegada de un bebé arcoíris es un desafío importante para toda la familia, sin embargo, este pequeño milagro puede convertir la peor de las tormentas en un día soleado. Enfocarse en su presencia, comprender las emociones y darse tiempo para sanar es fundamental para que el pequeño o pequeña reciba toda la calidez con la que sus padres lo esperan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar

Ingresar

Cerrar

Carrito (0)

Cart is empty No hay productos en tu carrito

Mimi

Por que nadie mima mejor que MIMI a tu bebe



Te informamos que usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Conoce más, leyendo nuestras Políticas de Cookies. ¿Que cookies desea que utilicemos?