¡Bienvenidos a nuestra nueva web! Envíos gratis por compras mayores a S/. 80.00
mujer angustiada_depresión en el embarazo -la-depresión-en-el-embarazo

No estás sola: la depresión en el embarazo es más común de lo que crees

La depresión en el embarazo es una realidad y no es una razón para sentirse culpable. 

Es posible que cuando sientes esa profunda tristeza creas que eres la única mujer embarazada sintiéndote así, pero lo cierto es que durante el embarazo es natural estar más vulnerables emocionalmente. 

Es importante que esto lo sepan madres y padres, porque así podrá existir un mejor acompañamiento frente a una depresión. Comprender a profundidad lo que está ocurriendo, los llevará a tomar mejores decisiones. 

Síntomas de la depresión en el embarazo

La depresión durante el embarazo tiende a presentarse como los casos de depresión general. Entre los signos y síntomas que se pueden presentar se encuentran:

  • Sentimientos de tristeza profunda durante la mayor parte del día, casi todos los días.
  • Tendencia a pensar de forma excesiva en el estado de salud del bebé.
  • Sentimientos de inutilidad y baja autoestima, como si no estuvieras capacitada para ser madre.
  • Dificultad para tomar decisiones.
  • Cansancio corporal y fatiga.
  • Falta de interés para realizar actividades que antes disfrutabas.
  • Dificultad para relacionarte en el trabajo, con amigos y familiares.
  • Abuso de sustancias como alcohol, tabaco y drogas ilícitas.
  • Pensamientos recurrentes asociados a la muerte o ideas suicidas.

Estos síntomas van desde los más leves, como sentimientos de tristeza, hasta los más complejos y peligrosos como pensar en el suicidio. Por esta razón, es muy importante que atiendas estos síntomas a tiempo, y no tengas miedo de hablar sobre las cosas que están pasando por tu mente. Recordar que esto es algo que le pasa a muchas mujeres, puede ayudarte a perder el temor y no sentirte sola. 

mujer angustiada_depresión en el embarazo -la-depresión-en-el-embarazo

Factores de riesgo para la depresión

En el embarazo se presentan muchos cambios en el cuerpo, entre ellos, a nivel hormonal y endocrino. 

Además, se suman las transformaciones que se dan en la vida diaria, ya sean movimientos en la dinámica familiar o en el trabajo. Entre los factores de riesgo más frecuentes, se encuentran:

  • Ansiedad y estrés.
  • Antecedentes de depresión, incluyendo el trastorno disfórico premenstrual.
  • Falta de acompañamiento a nivel familiar y de pareja, así como falta de apoyo en el trabajo o en otros escenarios de la vida social.
  • Falta de planificación en el embarazo, lo que puede generar sentimientos de rechazo al bebé. Se incluyen también los casos en los que el embarazo se da en una edad temprana. 
  • Violencia en la pareja, sea física, emocional, económica o de otro tipo.
  • Desempleo o problemas de dinero.

Si presentas más de dos factores de esta lista, existe un mayor riesgo de tener depresión en el embarazo. 

Por lo que es importante que fortalezcas tus redes de apoyo, ya sea con familiares, amigos, tu pareja u organizaciones sociales o médicas que ayudan a mujeres embarazadas en estas circunstancias. Pedir ayuda siempre será la mejor forma de abordar un tema como la depresión.

Obtener un diagnóstico 

Para diagnosticar la depresión en el embarazo, el profesional médico capacitado (psicólogo o psiquiatra) revisa los criterios establecidos en el DSM-V (Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales) para definir con exactitud qué tiene el paciente.

Con esta herramienta de diagnóstico, el médico podrá ubicar rasgos de la personalidad, antecedentes familiares, conflictos emocionales y su posible relación con los síntomas.

Si después de realizar las pruebas se establece el diagnóstico de depresión, el médico indicará cuáles son los pasos que debes seguir para tratar la enfermedad considerando que estás embarazada.

Debes saber que un diagnóstico temprano ayudará a que recuperes con más rapidez tu estado de salud mental para que puedas llevar un embarazo tranquilo y feliz.

pareja en consulta psicológica_depresión en el embarazo -la-depresión-en-el-embarazo

Tratamientos para la depresión en el embarazo

El tratamiento para la depresión en el embarazo se reduce a dos opciones: tomar antidepresivos y acudir al psicólogo. 

La decisión de si se aplican los dos tratamientos a la vez, o uno primero y el otro después, dependerá del grado de depresión que presentes y del consejo de tu médico. 

El objetivo del tratamiento es que se vayan disminuyendo poco a poco los sentimientos de inutilidad y tristeza, para pasar a estados emocionales más estables. 

¿Qué hacer en caso de sufrir depresión en el embarazo?

La recomendación principal es que busques apoyo y acompañamiento entre las personas que más te quieren, como tu pareja, familiares y amigos. Así, podrás sentir confianza para hablar de las emociones que estás sintiendo. 

Asimismo, lo ideal siempre será acudir a un psicólogo o psiquiatra, ya que sólo un profesional tiene a la mano las herramientas para ayudarte a superar la depresión y poder recibir a tu bebé con la mejor disposición y estabilidad emocional.

Finalmente, es importante que en estos casos se involucren los miembros de la familia, ya que la depresión afecta a quien la padece, pero también a las personas que se encuentran en los círculos más cercanos. 

Por tanto, la atención amorosa y comprensiva a la mujer embarazada con depresión, es una gran forma de ayudar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar

Ingresar

Cerrar

Carrito (0)

Cart is empty No hay productos en tu carrito

Mimi

Por que nadie mima mejor que MIMI a tu bebe



Te informamos que usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación. Conoce más, leyendo nuestras Políticas de Cookies.